Skip to Content

Consejos del NHTSA para evitar los golpes de calor de niños en el coche

Consejos del NHTSA para evitar los golpes de calor de niños en el coche

12/08/2016

El golpe de calor es una de las principales causas de muerte entre los niños. Conscientes de ello, el Departamento de Transportes de Estados Unidos, el NTHSA (National Higway Traffic Safety Administration) aborda dicha situación y destaca que ‘por desgracia, incluso los grandes padres pueden llegar a olvidar al niño en el asiento trasero’. Algunos de los factores que pueden llegar a influir son los cambios repentinos en la rutina o incluso algunos cuidadores que no estén acostumbrados.

Los niños son más vulnerables a un golpe de calor que los adultos. Ante esto, el Departamento de Transportes de Estados Unidos ofrece una serie de recomendaciones para evitar que esto suceda. Y es que a 25 grados en el exterior y durante 10 minutos es lo suficiente para que un niño sufra un golpe de calor dentro del coche, tal y como recoge un informe elaborado Fundación MAPFRE y la Asociación Española de la Pediatría donde también se ofrecen importantes consejos para evitar los golpes de calor, especialmente durante el verano.

MIRAR ANTES DE CERRAR

Mira antes de cerrar

-Debemos comprobar que no hay nadie en el asiento trasero antes de cerrar el coche.
-Llevar un peluche u otro objeto en el sistema de retención infantil cuando esté vacío y muévelo al asiento delantero cuando vayas con el menor. De esta forma, habrá un objeto visual que te recuerde que no vas solo. 

-Si tú no estás transportando a tu hijo y lo hace otra persona, comprueba que han llegado bien.

-Hay que tener en cuenta que en 10 minutos la temperatura del coche puede elevarse más de 20 grados. Incluso a una temperatura exterior de 60 grados, la temperatura interior del coche puede llegar a 110 grados. Un niño puede llegar a fallecen a los 107 grados. Esta infografía de Fundación MAPFRE muestra a la perfección como puede variar la temperatura dentro de un coche en pleno sol:

Vehículo expuesto a la luz solar 

-El NHTSA recuerda las consecuencias de dejar a un niño solo en un coche a pleno sol: ‘lesiones graves e incluso la muerte, ser arrestado o encarcelado y una vida de arrepentimiento’.

ACTUAR SI VEMOS A UN NIÑO SOLO EN EL COCHE

Desde el Departamento de Transportes de Estados Unidos animan a reaccionar a tiempo si se observa que hay un menor atrapado en un vehículo. Así, recuerda que ‘la protección de los niños es un asunto de todos’:

-No esperar más que unos pocos minutos para ver si el conductor vuelve.
-Si el niño no responde o está en peligro, de inmediato debemos llamar al 911 (el 112 en la Unión Europea), sacar al niño del coche y mojarle con agua fría (no un baño con hielo)
-Si el menor responde, permanece con él hasta que llegue ayuda y pide a alguien que busque al conductor o preguntado al niño si sabe cómo contactar con los padres.
-Debemos conocer las señales de advertencia del golpe de calor: piel roja, caliente y húmeda, no sudoración, pulso rápido o lento además de fuerte, náuseas, confusión o comportamiento extraño.

Es importante que conozcamos los factores de riesgo que contribuyen a un golpe de calor. Por este motivo, el NHTSA ha elaborado una serie de preguntas para comprobar el grado de conocimiento e insta a la sociedad a la difusión de su campaña.

Back to top