Skip to Content

Conoce el nuevo sistema de Hyundai para evitar que los niños se queden encerrados en los coches

Conoce el nuevo sistema de Hyundai para evitar que los niños se queden encerrados en los coches

02/02/2018

¿Sabías que en tan sólo 10 minutos un niño encerrado en un coche, con una temperatura exterior cercana a los 25 grados, puede sufrir un golpe de calor? En dos horas y media, sin ventilación, la temperatura dentro de un automóvil puede ser un 88% mayor que la exterior. De ahí la importancia de evitar que los niños se queden dentro del vehículo. 

El informe realizado por Fundación MAPFRE y la Asociación Española de la Pediatría, aborda la problemática de los golpes de calor y ofrece una serie. Y es que en un día soleado con una temperatura moderada de poco más de 20 grados en el exterior, la temperatura de los coches puede superar ampliamente los 40 grados en su interior. Esto es, sin duda, especialmente peligroso cuando hay niños dentro del automóvil, ya que se pone en riesgo su vida. Lamentablemente es algo que sucede con demasiada frecuencia.

Vehículo expuesto a la luz solar 

Es especialmente importante seguir una serie de recomendaciones para evitar que esto ocurra. Además, hay que tener en cuenta que esto no sucede únicamente en verano, sino también durante el resto del año.

Fabricantes como Hyundai desarrollan sistemas encaminados a evitar que un niño se pueda quedar encerrado en el coche. Concretamente, se trata del Rear Occupant Alert, el cual se espera que esté disponible en sus vehículos en el año 2019. 

La marca coreana ha desarrollado un sistema que monitoriza en todo momento si en los asientos traseros hay algún tipo de movimiento. De hecho, es capaz de detectar a niños a o bebés que estén sentados incluso en un sistema de retención infantil. La utilidad de este sistema es innegable y el fabricante de coches lo muestra en su video

Si el sistema detecta que hay alguien en los asientos traseros después de apagar el motor y abrir la puerta, pone un mensaje en el ordenador de abordo: ‘Check rear seats’, es decir, ‘Comprueba los asientos traseros’. Además, y ante la posibilidad de que el conductor no vea el mensaje, si éste se aleja del coche, el sistema activa la bocina y enciende las luces. Además, manda un mensaje al último teléfono móvil que estaba conectado indicando que hay alguien en los asientos de atrás. 

Por último, recomendamos el artículo: ‘¿Qué hacer si hay un niño encerrado en un coche?', así como otros sistemas también encaminados a evitar que los niños se queden atrapados en el automóvil.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top