Skip to Content

Ya sea para ir a la playa como para ir a la piscina, siempre con sillita

Ya sea para ir a la playa como para ir a la piscina, siempre con sillita

03/08/2016

Somos conscientes de la importancia de respetar al máximo los desplazamientos de largo recorrido. Preparamos el viaje para nuestras vacaciones con antelación, planificamos la ruta,  ponemos a punto el coche, organizamos el equipaje, sillita y cinturón de seguridad y en marcha. Sin embargo, en ocasiones no ponemos el mismo interés en nuestros desplazamientos cortos. Ya sea para ir a la playa en coche como para ir a nuestro lugar de vacaciones, la seguridad debe ser lo más importante. 

Podemos cometer el gran error de creer que un viaje de 10 minutos en coche no es nada, que tardamos más en poner al niño en la sillita que en llegar a nuestro destino. Debemos tomar conciencia que un accidente es precisamente algo imprevisible y en la mayoría de casos evitable o por lo menos, podemos disminuir sus consecuencias. Nada impide que en ese breve trayecto de 10 minutos de duración se nos cruce por el camino un conductor distraído o un alguien que vaya, por ejemplo, bajos los efectos del alcohol al volante. No podemos evitar que otros conductores cometan este tipo de imprudencias que, desafortunadamente, puede llegar a tocarnos pero sí podemos reducir los riesgos y consecuencias. Por este motivo es importante estar preparados.

SIEMPRE DETRÁS AUNQUE SEAN 5 MINUTOS DE VIAJE

Ir cargados hasta arriba, con prisas y ya con los bañadores puestos… no son excusas. En cualquier viaje, a cualquier hora del día, en cualquier tipo de trayecto, los niños deben ir con su correspondiente sistema de retención infantil, así como el resto debe ir con el cinturón de seguridad puesto. 

Recordamos que en los vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, los ocupantes menores de edad con una estatura inferior o igual a 1,35 cm deben ir en asientos traseros, empleando un sistema de retención homologado adaptado a su talla y a su peso, tal y como recoge la normativa. Deberán ir siempre detrás excepto si el vehículo no dispone de asientos traseros, todos los asientos traseros están ocupados por otros menores con sillita o no se puede instalar sistemas de retención infantil en dichos asientos.

En el resto de ocasiones, los niños deben ir siempre detrás y en su sillita.

Desde Fundación MAPFRE se recomienda seguir utilizando el sistema de retención infantil homologado a su peso y talla hasta que el menor alcance los 150 cm. 

En este sentido, si la sillita y el menor deben ir en sentido contrario a la marcha se deberá seguir haciendo así. En este artículo abordamos los ‘Beneficios de que nuestros hijos viajes siempre a contramarcha’. Deben ir a contramarcha hasta, como mínimo, los 15 meses de edad, siendo aconsejable que siga siendo así hasta los 4 años.

ESPECIAL CUIDADO EN PLAYAS Y PISCINAS

Por último, recuerda secar bien al menor y retirar toda la arena posible en caso de ir a la playa para evitar que esto pueda interferir en el los elementos de la sillita. 

Con el paso del tiempo, un uso indebido del SRI puede acelerar su deterioro y, por tanto, su eficacia. Limpia bien la sillita. 

Por supuesto, todo aquello que llevemos para amenizar la playa o piscina debe ir en el maletero. Nada debe estar sin sujetar dentro del habitáculo, ya que puede salir disparado ante cualquier frenazo brusco.

Ayúdanos a conseguirlo

Back to top