Skip to Content

¿Compruebas con frecuencia que el niño no excede del peso o altura indicados para la sillita?

¿Compruebas con frecuencia que el niño no excede del peso o altura indicados para la sillita?

08/11/2017

¿Verificas que la ropa le vale de un año para otro? ¿Miras si le ha crecido la talla de pies para ver si le tienes que comprar unos zapatos nuevos? ¿Y compruebas que el niño sigue estando dentro de los parámetros de su sistema de retención infantil? 

Si con frecuencia comprobamos la talla y peso de nuestros hijos para temas como la ropa, ¿por qué no hacemos esto mismo para verificar que viajan con la sillita de coche correspondiente a su talla y/o peso? Lo cierto es que es algo que no hacemos con periodicidad o que sólo realizamos cuando, por ejemplo, nos encontramos con dificultades para abrochar el arnés de la sillita u observamos que la cabeza del menor ya sobresale del reposacabezas.  Sin duda, son algunas pistas que nos pueden indicar que el niño no está usando la sillita correspondiente pero podemos verificarlo antes de que esto suceda. 

Se trata de algo que debemos hacer con frecuencia ya que, como muchos sabemos, la estatura de un niño puede variar en cuestión de semanas y meses. En el primer año se suele dar un crecimiento acelerado, mientras que en los 2 y 3 años siguientes un niño puede llegar a crecer un centímetro por mes. A partir de los 4 años el crecimiento es más lento y de los 12 años en adelante vuelve el crecimiento acelerado. De hecho, en la pubertad y en general, el pico de crecimiento se produce a los 12 años en el caso de las niñas y a los 14 en los niños. Se realiza el 20% del crecimiento total. 

Por supuesto, ni hay un patrón único para todos los niños ni todos pesan lo mismo ni todos crecen a la vez. De ahí la importancia de ir mirando con frecuencia la altura y peso del niño. No podemos olvidar que el sistema de retención infantil es vital para garantizar la seguridad del menor en el coche, un medio de transporte que se suele coger con frecuencia y que, por este motivo, no se le puede no dar la importancia que merece. 

COMPRUEBA QUE SIGUE UTILIZANDO LA SILLITA ADECUADA

Según la homologación del sistema de retención infantil que estemos utilizando, tendremos que comprobar la altura o el peso del menor. 

  • Si la sillita está homologada bajo la R44/04, tendremos que coger el peso del niño y ver si se encuentra dentro de los parámetros de la sillita. 
  • Si la sillita está homologada por la R-129 (i-Size), tendremos que comprobar la altura del niño y verificar que no excede lo que indica el fabricante. 

En ‘Seguridad Vial Infantil’ disponemos de un apartado específico para encontrar la sillita que necesitas.

Igualmente ofrecemos esta infografía con toda la información para llevar el SRI correspondiente:

Encuentra la sillita que mejor se adapte a las necesidades de tu hijo
Ayúdanos a conseguirlo
Back to top