Skip to Content

Comprar una silla infantil: ¿internet o tienda?

Sillitas de coche - Grupos y comparativas entre marcas Hay sillas de todos precios, desde las low cost hasta otras mucho más caras. No necesariamente una silla más cara es más segura, aunque sí puede ofrecer diferentes prestaciones. A la hora de comprar una silla, y más aún en la situación actual, lo habitual es mirar y comparar precios en diferentes comercios.

Hoy en día tenemos distintos lugares a los que acudir para comprar sillas: hipermercados, tiendas especializadas y tiendas de internet. En general las tiendas de internet suelen ofrecer precios algo más bajos porque suelen tener menores costes de funcionamiento.

Ahora bien, como hemos dicho ya antes, lo primero que debemos considerar es que el dinero empleado en una silla infantil no es un dinero gastado, sino un dinero invertido en la seguridad de los niños.

Y lo segundo que debemos tener en cuenta es que adquirir una silla infantil no siempre es tan fácil como podemos creer de primeras. Hay distintos fabricantes, hay muchos modelos, hay diferentes tipos de sillas y hay diferentes formas de sujeción.

Internet puede ayudar a recabar información sobre las sillas, encontrar análisis comparativos e incluso ver vídeos de instalación. Sin embargo enfrentarse a algo por primera vez solos suele resultar complejo.

Aunque tal vez puedan no tener los precios más bajos, las tiendas especializadas pueden aportar algo muy interesante que compense el desembolso: asesoramiento. Una tienda especializada suele contar con vendedores bien formados en los productos que venden, conocedores de las comparativas y normativas, que pueden ayudar a elegir la silla que necesitamos y que mejor se adapte al vehículo, pueden resolver tus dudas y pueden enseñarte a instalar la silla en el coche.

En una silla infantil es muy importante que esté bien instalada y anclada al asiento del coche para que sea eficaz. Pues por lógico y obvio que esto resulte, a día de hoy sin embargo todavía hay conductores que no la llevan correctamente instalada.

Además es bueno poder ver en persona la silla infantil, e incluso probarla con el niño, para ver si se adapta a su fisionomía y le resulta cómoda. Y si hay varios colores o diseños a elegir, que le resulte atractiva al niño ayudará o que la use con más ganas.
Back to top