Skip to Content

Complementos para que los niños viajen más cómodos: Cuidado con los accesorios.

Complementos para que los niños viajen más cómodos: Cuidado con los accesorios.

17/02/2015

La oferta es muy grande, pero hay que ser muy precavido con ellos: desconocemos casi todo sobre su seguridad.

Debemos tener en cuenta que el reposacabezas para los ocupantes del automóvil no es un añadido de confort, es un elemento clave de seguridad pasiva que debe ir ajustado a la altura de cada pasajero para evitar el efecto látigo y minimizar las lesiones cervicales que se producen en los impactos traseros y con los rebotes en impactos frontales y laterales.

Las sillitas infantiles están diseñadas para cumplir esa misma función, por eso es importante leer el manual del fabricante para conocer mejor las características de seguridad de cada una y recurrir sólo a los accesorios que están homologados para ellas. La mayoría de los accesorios que se venden en establecimientos generalistas, excepto si indican lo contrario, no han sido homologados según la normativa europea ECE R44/>04 o ECE R129, por lo que su seguridad no puede garantizarse. Lo habitual es que únicamente aquellos accesorios ofrecidos directamente por el fabricante de la sillita infantil haya sido homologados.

Si quieres que tu hijo viaje cómodo y seguro, te recomendamos que a la hora de elegir la sillita optes por una con buenas orejas laterales. Además de ofrecerles mayor protección contra impactos laterales, ofrecen un punto de apoyo que hará mas confortable sus desplazamientos. Según el fabricante de automóviles Volvo, en los niños mayores el hecho de que la cabeza quede ladeada cuando se duermen no es peligroso ni resulta incómodo para ellos. Para los viajes más largos, reclinar un poco el asiento infantil para que la cabeza repose hacia atrás de forma natural es una buena opción: siempre, evidentemente, que , la sillita lo permita (para averiguarlo hay que consultar su manual de instrucciones).

En el caso de los bebés, conviene insistir en el peligro de obstrucción respiratoria que puede suponer que su cabeza caiga hacia adelante (con el mentón contra el esternón). Para evitarlo, si esto sucede, es necesario ajustar la inclinación de la sillita portabebés siguiendo las instrucciones del fabricante.

Un viaje en el que tus hijos estén cómodos es un viaje mucho más llevadero, pero, por su seguridad, evita poner a tus hijos en riesgo con accesorios que no hayan pasado por tests y pruebas de seguridad. Si quieres evitar que la cabeza y el cuello formen un ángulo lateral excesivo, el mejor consejo es ajustar la anchura del reposacabezas de la silla infantil o del asiento elevador, si cuenta con respaldo y reposacabezas y si se puede realizar dicho ajuste.

Back to top