Skip to Content

¿Cómo deben viajar los niños una vez se ha llegado al destino de vacaciones?

Desplazamientos en destino

24/06/2019

Independientemente de con qué vehículo o sistema de transporte nos hayamos desplazado hasta el lugar de vacaciones, una vez en el destino seguramente optemos por utilizar otros medios para movernos en familia. Ya sea para hacer una ruta turística, para ir a la playa o para visitar una localidad aledaña, hemos de estar preparados para que cualquier opción a nuestro alcance sea una opción segura.

Si el destino es dentro de nuestras fronteras, hemos de respetar, obviamente, la normativa. En caso de viajar por Europa, te recomendamos que consultes esta web con la normativa sobre tráfico de cada país de la Unión —y aquí puedes ver consejos para conducir en otros países del resto del mundo—. Y, por cierto, aquí tienes la lista de «sanciones sin fronteras» en cuanto a normativa vial. A la hora de concretar sobre el uso de sistemas de retención infantil, en ‘Seguridad Vial Infantil’ hemos recogido la normativa tanto de la Unión Europea (donde hay cierta uniformidad), como América Latina o Estados Unidos

Igualmente contamos con infografías donde se recoge esta legislación:

-Unión Europea

-Estados Unidos

-América Latina

En España, los niños deben viajar, en los vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, y siempre que tengan una estatura inferior o igual a 135 cm, en los asientos traseros y empleando un sistema de retención homologado adaptado a su talla y a su peso.

Se contemplan únicamente tres excepciones:

  • Que el vehículo no disponga de asientos traseros.
  • Que todos los asientos traseros estén ocupados por otros menores son su sistema de retención respectivo.
  • Que no se puedan instalar sistemas de retención en dichos asientos.

Esto es para el caso de viajar en coche propio, o coche de alquiler. En ese caso, la normativa en el destino es la misma que para nuestros desplazamientos habituales. En el caso de viajar en otro medio de transporte, te remitimos a este artículo en el que se especifica la normativa referida a cada uno de ellos: tren, avión, autobús, etc. Ojo al caso particular del viaje en avión.

Otro vehículo que podemos elegir para nuestras vacaciones es una autocaravana. En este caso, la tratamos como si fuese un turismo y los niños deben viajar protegidos por un SRI en condiciones, adaptado a su talla y peso. 

Si el niño tiene alguna discapacidad o necesidades especiales, recuerda que tenemos una sección específica con multitud de artículos dedicados a cada necesidad en concreto. 

Para finalizar, si vamos a solicitar un taxi en el destino, debemos saber algunas cosas al respecto. Primero, que la responsabilidad sobre el menor es del tutor —de la persona a cargo—. Segundo, que, al circular en ciudad, el menor puede viajar sin sistema de retención en los asientos traseros, mientras que, si el trayecto es interurbano, es obligatorio llevarlo instalado en un SRI.

Como siempre decimos, es vital viajar siempre con el sistema de retención infantil adecuado al peso y altura y siempre homologado, ya sea en ciudad como en vías interurbanas, aunque no sea obligatorio. La seguridad del niño debe ser siempre lo más importante.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top