Skip to Content

¿Cómo se debe transportar a los niños en coches de carsharing?

¿Cómo se debe transportar a los niños en coches de carsharing?

11/02/2021

El ‘carsharing’ es la nueva forma de movilidad urbana. Y es que son muchas las personas que abogan por el alquiler de coches compartidos, especialmente en la ciudad. ¿Cómo deben viajar los niños en este tipo de vehículos de alquiler? ¿Deben llevar obligatoriamente un sistema de retención infantil? ¿Lo ofrecen actualmente las compañías de alquiler de este servicio? Lo abordamos a continuación. 

Car2go, Emov, Zity, Wible, Moovit… son muchas las empresas que han desembarcado en el mundo del carsharing en España. Estas compañías ofrecen la opción de alquilar un vehículo solo para el trayecto que se va a realizar. Una opción ideal para moverse para ciudad, especialmente para aquellos que no tienen vehículo o que no lo utilizan de forma cotidiana en su día a día. Además, estos vehículos pueden adentrarse en el centro de las ciudades, donde la movilidad está restringida. Hablamos de vehículos eléctricos que pueden aparcar en zonas de estacionamiento regulado y que no contaminan.

Se alquilan por minutos o por horas. Basta con solicitar el servicio a través de la aplicación. La zona por la que nos vamos a mover y donde podemos estacionarlo también es clave a la hora de optar por una empresa u otra. 

Según el ‘VII Estudio de Españoles ante la nueva movilidad’, realizado por el Centro de Demoscopia de Movilidad, el 43% de los entrevistados afirma haber usado este tipo de servicios en 2019. En 2018 hablábamos del 12%, lo que indica el gran auge que ha tenido este tipo de servicio durante los últimos años. 

¿QUÉ DICE LA NORMATIVA SOBRE EL USO DE SILLITAS?

¿Qué ocurre si se quiere viajar con un niño en un coche de estas compañías? El Reglamento General de Circulación no establece ningún tipo de excepción para este tipo de servicios. El artículo 117 recoge que “los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros deben utilizar sistemas de retención infantil”. Igualmente, se indica que este SRI deben estar  “homologados debidamente adaptados a su talla y peso” y, además, dichos ocupantes deben situarse en los asientos traseros. Excepcionalmente pueden ocupar el asiento delantero, siempre que utilicen sistemas de retención infantil homologados debidamente adaptados a su talla y peso, en los siguientes casos:

  • Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.
  • Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por los menores a que se refiere el párrafo segundo del apartado 1.
  • Cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil.

Recordamos que en caso de que ocupen los asientos delanteros y el vehículo disponga de airbag frontal, sólo se puede utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.

Debemos tener claro que los niños deben viajar en este tipo de vehículos de carsharing al igual que lo harían en un vehículo privado. Nada tiene que ver con la excepción que hay para el servicio del taxi, que cuando circulan en tráfico urbano o áreas urbanas de grandes ciudades, pueden transportar a personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros sin utilizar un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso, siempre que ocupen un asiento trasero. Sin embargo, desde Fundación MAPFRE recomendamos ir siempre con sillita de coche para mayor seguridad, aunque no sea obligatorio en esta excepción. Aquí hablamos de cómo viajar en niños en taxi o vehículos VTC.

¿Qué debemos hacer entonces? Si no contamos con un sistema de retención infantil, debemos pedir este servicio a la empresa de alquiler de vehículos, que nos indicará la disponibilidad. No todos los vehículos cuentan con esta opción, por lo que la empresa nos ofrecerá un número limitado de vehículos de alquiler con SRI. 

En general, se suele ofrecer este servicio a través de la propia aplicación y, en muchos casos, sin coste adicional, aunque todo va a depender de la empresa. Importante, la compañía debe garantizar que la sillita de coche se cuenta en perfectas condiciones, es decir, debe estar homologada, no debe haberse visto involucrada en ningún tipo de siniestro, no debe contar con imperfecciones... Igualmente, debemos cerciorarnos de que es el sistema de retención infantil es adecuado a la altura y peso del menor. 

Una vez hemos solicitado este servicio y hemos comprobado que el SRI es el adecuado (en la mayoría de casos se ofrece sillitas de coche evolutivas para que “valgan” para todos los tipos de niños sin importar el peso o la altura), debemos garantizar su correcta instalación. Verifica que está bien instalada en los anclajes Isofix, si es así, o si el cinturón pasa por las ranuras indicadas. Comprueba también que no se balancea y que es estable. Revisa también que el arnés no tiene daños, que no está deshilachado, que se ajusta correctamente y se cierra bien.

Si se puede y es posible, lo ideal sería poder utilizar el propio sistema de retención infantil y hacérselo saber a la empresa de alquiler de vehículos. ¿El motivo? Conocemos la utilización que se le ha dado y, además, cumple con las necesidades de altura y peso del niño. Como hemos indicado, en general se suelen utilizar sillas de coche evolutivas y no son específicas para cada menor. Recordamos que no son las mismas necesidades de protección las de un recién nacido que las de un niño de 5 años. 

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top