Skip to Content

¿Cómo se comportan los SRI en un accidente con vuelco?

¿Cómo se comportan los SRI en un accidente con vuelco?

22/05/2018

En la carretera nos podemos encontrar con diversas situaciones, algunas de ellas graves. Como padres hemos de asegurarnos de que nuestros hijos viajen protegidos y seguros, además de cómodos, y por ello es bueno invertir en un buen sistema de retención infantil. Hemos hablado mucho acerca de la conveniencia de encontrar la silla de auto que mejor se adapte a las características físicas de los pequeños, además de que sean dispositivos homologados y testados para salir airosos de la mayoría de las situaciones.

Pero, ¿qué sucede cuando un vehículo sufre vueltas de campana tras una colisión? ¿Son seguros los sistemas de retención infantil?

Los accidentes en los que se producen vueltas de campana no son muy frecuentes, pero suelen ser graves. Más aún si se da la circunstancia de que algún pasajero no esté convenientemente sujeto y, en el caso de los niños en sus respectivos SRI, si estos no disponen de 5 puntos de anclaje.

A finales del año 2012, la UTAC alertaba de los riesgos de sufrir una vuelta de campana en ausencia de un arnés que retenga al ocupante por los hombros. Se efectuaron pruebas en las que se sentaba a los dummies en diferentes sillas de auto, y se los sometía a rotaciones de 360º para comprobar las reacciones, poniendo como condiciones para pasar la prueba que el dummy no se podía caer mientras estuviese cabeza abajo, y que la cabeza del maniquí no se desplazase más de 30 cm desde su posición original.

La prueba realizada por la UTAC consistía en provocar una vuelta de campana en un coche que viajaba a 47 km/h con dos dummies, uno en una silla con arnés, y el otro en un cojín elevador. El maniquí sentado en el cojín elevador salía despedido del mismo durante la segunda vuelta de campana, poniendo de manifiesto el peligro de este tipo de accidentes para la integridad de los menores.

Por ello se diseñó y propuso un test de vuelco específico que probase a conciencia los sistemas de retención en los casos de vuelco con varias vueltas de campana. El test tenía las siguientes condiciones:

  • El maniquí no podía salirse del dispositivo en ningún momento durante la prueba, no solo mientras se halla cabeza abajo.
  • La prueba consistía en vuelta y media (540º en lugar de 360º) a una velocidad de entre 2 y 5 grados por segundo, deteniéndose al pasar por la posición invertida.
  • Para simular la fuerza centrífuga que experimentará un ocupante durante la vuelta de campana, se cuelga de la cabeza del maniquí un peso equivalente a 5 veces su masa del maniquí, durante 30 segundos. Entonces se mide el desplazamiento de la cabeza, que no puede exceder los 300 mm, y se dará la media vuelta restante.
  • Esta prueba se realiza en todas direcciones y no se permite el reajuste del maniquí durante la misma.

Este test se realiza desde el suplemento 16 de la norma ECE R44 04, contribuyendo a mejorar la seguridad de los pequeños en situaciones de vuelco con vueltas de campana. 

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top