Skip to Content

¿Cómo sabemos que la sillita está bien anclada?

¿Cómo sabemos que la sillita está bien anclada?

05/08/2016

Para el transporte de nuestros pequeños en el coche es tan importante llevar la silla adecuada al tamaño, peso y características de nuestro hijo como que vaya anclada correctamente, ya que sólo de esta manera, la silla se comportará de forma eficaz en caso de accidente.

Empezaremos por decir que en el mercado puede encontrar sillas con tres tipos de sujeción y que el anclaje es diferente dependiendo del tipo de sistema de retención que elijas:

1 – Sólo con el cinturón de seguridad del coche
Este tipo sujeción es válido para todos los coches, ya que se puede montar en automóviles que no tengan anclajes Isofix.

Lo habitual es que el cinturón de seguridad del coche se introduzca por detrás del acolchado del respaldo, por unas ranuras de la estructura de la silla y, según el caso, por debajo de la banqueta.

Las ranuras suelen ser de un color llamativo (rojo en muchas ocasiones) o ser pinzas, para agarrar mejor la cinta del cinturón.

¿Cómo hacerlo? Sujeta el cinturón a la hebilla del asiento y ténsalo lo máximo posible para que la silla quede sujeta sin holguras. Si la silla tiene un tercer punto de apoyo, pásalo por el cinturón y ajústalo según las indicaciones del fabricante.

Es muy importante que a pesar de que se intuya bien por donde debemos pasar el cinturón lo comprobemos con el manual de instrucciones del fabricante. El principal inconveniente de este tipo de anclaje es precisamente el error que se suele cometer a la hora de seguir cada uno de los pasos y dejarlo bien sujeto.

2 – Sistema combinado: cinturón y anclajes Isofix.

Estas sillas son válidas tanto para vehículos con sistema Isofix como sin él. Su sujeción depende del cinturón de seguridad del coche y de los anclajes Isofix.

¿Cómo hacerlo? Lo explicamos a continuación.

3 – Sistema Isofix y un tercer punto de apoyo.

El sistema Isofix utiliza como elemento principal para sujetar la silla al asiento unos anclajes específicos de acero que tiene el asiento en la parte inferior del respaldo. Si tu coche no tienes estos anclajes, no podrás utilizar una silla de este tipo.

Estas sillas cuentan con un cinturón que se sujeta a una argolla del coche para evitar el vuelco. Otros modelos incorporan una pata extensible que se apoya en el suelo del vehículo para evitar también el vuelco de la silla.

¿Cómo hacerlo?:

Primero, hay que alinear los soportes con las aberturas Isofix del asiento y empujar hasta que se oiga que encajan. En segundo lugar, hay que sujetar el cinturón antivuelco a la argolla denominada ´Top Tether´ (consulta aquí cómo enganchar el Top Tether), que suele estar en la parte posterior del respaldo del coche. En tercer lugar, si la sillita tiene pata antivuelco, hay que ajustarla hasta que apoye firmemente en el suelo del coche.

En este vídeo se explica muy bien cómo colocar un SRI correctamente según los distintos puntos:

05/08/2016

Una vez tengamos la sillita anclada. Comprueba que está bien encajada. Ejerce presión sobre ella y verifica que su movimiento es limitado y que la sujeción es fuerte. Puedes ver las diferentes formas de sujeción en la siguiente infografía:

Infografia-Comprueba que la sillita está correctamente instalada

 
Ayúdanos a conseguirlo

Back to top