Skip to Content

¿Cómo llevar a los niños en furgoneta?

¿Cómo llevar a los niños en furgoneta?

27/04/2016

27/04/2016


El coche puede que sea el vehículo más utilizado, pero hay otros que cada vez están cogiendo más protagonismo. No es raro, en los tiempos que corren, que alguien utilice el mismo vehículo para desempeñar su actividad profesional y, a la vez, en su ámbito privado.  Eso es lo que pasa con las furgonetas. Despejamos las dudas que pueden surgir de cómo llevar a los más pequeños en este tipo de vehículos debido a sus especiales características.


Las furgonetas están cada vez más preparadas en términos de confort y comodidad para el usuario, prácticamente lo único que lo diferencia de un coche es el espacio y, de manera muy positiva, las posibilidades que da a los usuarios.


Por lo tanto, la misma furgoneta que entre semana carga cajas, cristales, material de construcción o cualquier otro, el fin de semana se convierte en el medio de transporte perfecto para tu familia, sobre todo para tus hijos.
Si quieres ir a pasar un fin de semana de los que no se olvidan, una furgoneta te permitirá meter bicicletas, carritos y demás objetos con los que tu niño/a se divierte sin ningún tipo de problema.
Pero, ¿qué pasa con los niños? ¿Cómo los llevamos en la furgoneta?


LO QUE DICE LA LEY
Antes de entrar en dispositivos de seguridad infantiles para el transporte de menores, hay que revisar la ley, normativa que la DGT cambió hace relativamente poco.
Concretamente, entró en vigor el 1 de octubre de 2015, y decía que los menores de edad que midan 1,35 metros de estatura o menos deberán ir sentados en las plazas traseras del vehículo.
Esto quiere decir que no podrán viajar en los asientos delanteros, salvo que todos los traseros estén ocupados por otros menores.


En caso de incumplir la norma y esto sea detectado, las autoridades podrán inmovilizar el vehículo y sancionar al conductor con la cantidad de 200 euros.


Pero esta ley, tiene sus excepciones. Entonces, los menores podrán viajar en el asiento delantero:
•    cuando el vehículo no tenga plazas traseras (en caso de biplazas o furgonetas).
•    Cuando los asientos traseros estén ocupados en su totalidad por menores de 1,35 metros de altura o menos.
•    Cuando en los asientos traseros no sea posible instalar los sistemas de retención infantil adecuados.


Esto quiere decir que si tenemos una furgoneta que sólo tiene asientos delanteros, ya que la parte trasera está habilitada para carga, los más pequeños deberán ir irremediablemente en la parte delantera.
Bien, teniendo claro un aspecto fundamental como es la ubicación de la sillita, vamos a incidir en ellos y a ver algunos accesorios que permiten llevar a los niños en furgoneta de la manera más óptima.


SISTEMAS Y ACCESORIOS DE SEGURIDAD
El sistema por excelencia es la sillita y entre ellas se deben elegir aquellas que estén homologadas específicamente para los anclajes de los que pueda disponer tu furgoneta. El mejor aliado para tu sillita, y para ti, ya que su instalación es rápida y sencilla, es el sistema Isofix. La gran mayoría de las sillitas ya incluyen en su estructura lo necesario para ser compatibles con este sistema. En este artículo explicamos detalladamente todo sobre éste sistema de sujeción. La mayoría de furgonetas de hoy en día, ya lo llevan de serie en sus asientos traseros.


Igualmente hay otros accesorios que pueden mejorar la seguridad del niño en la furgoneta, aunque no sea en marcha. Teniendo en cuenta las posibilidades que gracias al espacio ofrecen las furgonetas, puede que tengas instalada una cama adicional. Si es así, la red anticaída es un elemento esencial, y su instalación es realmente fácil: la parte superior se fija al techo con dos correas de sujeción y la inferior se fija de la misma manera a la base de la cama.


En este sentido, es muy importante que en caso de llevar carga esté bien sujeta. Es obligatorio. De entre los hechos sancionables por la disposición y dimensiones de la carga que contempla el Reglamento General de Circulación, hay uno que resulta tener la calificación de grave: “Circular con el vehículo cuya carga pueda arrastrar, caer total o parcialmente, desplazarse de manera peligrosa o comprometer la estabilidad del vehículo, sin disponer de los accesorios que garanticen la adecuada protección o acondicionamiento de la carga transportada. Siendo el responsable el titular o conductor vehículo y con una multa de 200 euros (Según el artº 65.f de la LSV)”


Como ejemplo a este supuesto tenemos el hecho de no atar debidamente los objetos que transportemos como, por ejemplo, bicicletas, tablas de snowboard o esquís para la nieve o de surf para el mar, con el consiguiente riesgo de caída y peligro para el resto de usuarios que comparten la red vial.Si se trata de una furgoneta que no cuenta con separación entre la cabina del conductor y la zona de atrás, ya sea porque se pueden instalar asientos, aconsejamos instalar una rejilla que separe ambos espacios. Debemos evitar a toda costa que si llevamos algún objeto suelto pueda salir disparado en caso de frenazo brusco o impacto.


Por último, recuerda que si pones al niño con la sillita en el asiento delantero y a contramarca, debemos desactivar los airbags de su posición. Recomendamos el artículo ‘Beneficios de que nuestros hijos viajes siempre a contramarcha’ y ‘Cómo deben viajar los niños delante’.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top