Skip to Content

¿Cómo deben viajar los niños en Brasil?

¿Cómo deben viajar los niños en Brasil?

26/04/2017

La normativa en cuestiones de seguridad vial varía considerablemente dependiendo de los países que consideremos, y a pesar de que estamos acostumbrados a pensar que, en cada continente, las reglas se mantienen razonablemente similares, no siempre es así. En los EE.UU. ya existen diferencias, pero si nos referimos a Latinoamérica y el Caribe, veremos que cada país tiene sus propias normas, a veces muy diferentes a las de sus vecinos.

En ocasiones no existe siquiera una normativa clara, tal y como describimos al hablar de México, o bien sí existe y es claramente insuficiente. Hoy nos ocupamos de Brasil, tratando de ver qué sucede en cuestión de normativa y todo lo que necesitamos saber si vamos a viajar a ese país, y conducir por sus calles con nuestros hijos.

Brasil acumula, junto con México, alrededor del 50% de los niños fallecidos en toda la región de América Latina y el Caribe, y por tanto se enfrenta a un reto enorme para superar. Eso sí, a pesar de que hablamos de un número de niños fallecidos muy elevado, la tasa de mortalidad en Brasil es del 5,5% (2.407 menores de 14 años) frente a valores desorbitados como el caso de Bolivia (un 21,4%, un total de 426 menores de 14 años).

Todos los datos presentados en este artículo se pueden consultar en el estudio de la Fundación MAPFRE titulado “Seguridad Vial infantil. Uso de los sistemas de retención: análisis de la situación en América Latina y el Caribe”. 

Normativa técnica y de procedimiento en Brasil

Brasil es uno de los tres países estudiados en el informe mencionado con anterioridad que dispone de una normativa técnica, y además en este país se realizan campañas de sensibilización a nivel nacional, por lo que podemos entender que la sociedad empieza a estar más concienciada. Sin embargo, la normativa general parece más laxa que en Europa:

  • Los niños menores de 10 años deben viajar en los asientos traseros de los vehículos, “salvo camionetas”, lo cual debería ser más específico como ocurre en España, donde los pequeños han de ir siempre que sea posible en los asientos traseros, permitiéndose tres excepciones.
  • Los menores de 7 años y medio deben viajar sentados en un SRI, y los que superen esa edad lo harán con el cinturón de seguridad. Es decir, el criterio no es la estatura de los pequeños, sino su edad, algo que no garantiza para nada la seguridad en un caso o en el otro. Niños mayores de 7 años y medio pueden tener una estatura más baja de lo normal y viajar menos seguros.
  • Los menores podrán viajar sentados en su SRI instalado en los asientos delanteros cuando los asientos traseros del vehículo tengan cinturones de seguridad de dos puntos, y además cuando se tomen las precauciones necesarias como, por ejemplo, desconectar los airbag de pasajero. Este criterio es singular, y nos da a entender que incluso el nivel medio de seguridad en los coches que se comercializan allí, es bajo.

Si vamos a viajar a Brasil, esta es la norma que existe, pero la recomendación es que garanticemos en la mayor medida de lo posible la seguridad de nuestros pequeños en los viajes haciendo que viajen en los asientos traseros y con el sistema de retención infantil correspondiente a su estatura y peso. Debemos tratar de conseguir un vehículo lo más moderno posible y con asientos suficientes y cinturones de tres puntos, y utilicemos la mejor silla a la que podamos acceder.

Las conclusiones en cuanto a lo que se podría hacer en Brasil para mejorar son muy claras: la seguridad vial infantil debe figurar urgentemente en las agendas de todos los gobiernos. Han de establecerse alianzas entre países para conseguir una normativa homogénea y completa enfocándose en que esa normativa sea completa, en mejorar la seguridad de los vehículos y en difundir campañas de sensibilización y concienciación en la sociedad.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top