Skip to Content

¿Es recomendable que los niños coman cuando van en las sillitas de coche?

¿Es recomendable que los niños coman cuando van en las sillitas de coche?

10/04/2019

Lo ideal es evitar que el niño ingiera alimentos durante el trayecto que puedan comprometer su seguridad, sobre todo si viaja solo en la parte trasera del vehículo, ya que será imposible controlarle. Recordamos que es obligatorio que viajen en los asientos de detrás salvo excepciones.

Se debe evitar en la medida de lo posible la ingesta de alimentos que pueden favorecer el atragantamiento como pueden ser patatas, palomitas, caramelos, dulces duros, chicles, frutos secos, uvas… es decir, alimentos duros y de pequeño tamaño.

Puede resultar de riesgo todo alimento que pueda taponar las vías respiratorias. Por ejemplo, un perrito caliente comparte las mismas características físicas que los juguetes de alto riesgo, especialmente por su forma cilíndrica, justo del tamaño de las vías respiratorias. 

La revista Pediatrics recoge que la mayoría de los atragantamientos se producen en los dos primeros años de vida. A los 6 y 7 años, el riesgo es mucho menor. Una revisión del estudio realizada en 2013 recoge que los caramelos-dulces rígidos fueron los que causaron más episodios de atragantamiento (15,5%), seguidos de otros dulces (12,8%), la carne (no perritos calientes) (12,2%), y los huesos-espinas (12,0%). Sólo esos cuatro alimentos representaron más de la mitad (52,5%) de los casos de atragantamiento con alimentos conocidos en Estados Unidos.  La leche fue responsable del 6,7% de todos los casos de atragantamiento, es decir, más de un tercio (36,3%) de los episodios entre los niños menores de 1 año. Por lo que también hay que prestar especial atención a los lactantes en los trayectos, evitando darles de comer si no hay una supervisión adulta y no están en las mejores condiciones. En el caso de los perritos calientes, éstos representador el 2,6% de los casos. 

Hay que destacar que a los 4 años, el 55,2% de los episodios de asfixia fue por caramelos-dulces y que los pacientes de 0 a 4 años de edad eran más propensos a ahogarse con frutas y verduras que los pacientes de 5 a 14 años. Otra revisión del estudio recoge que las manzanas, el pan, las zanahorias y las galletas estuvieron relacionadas con la muerte de menores de 3 años. Además, es llamativo que todos los fallecimientos por perritos calientes ocurrieron en niños menos de 4 años.

Hay que tener en cuenta que cuanto más mayor sea el niño, menos posibilidades hay de que se atragante. En todo caso, se recomienda evitar que el niño coma en la sillita de coche, siempre que sea posible, y que si come en el sistema de retención infantil lo hagan con la supervisión de un adulto, ya que en caso de que este hecho suceda, puede avisar y reaccionar a tiempo

¿QUÉ HACER SI SE PRODUCE EL ATRAGANTAMIENTO?

Todo va a depender de la edad del menor y de si está consciente o no. Si con ello no se soluciona, hay que iniciar las maniobras de desobstrucción.

En estos vídeos de la Fundación Española del Corazón se explican cómo realizar esta maniobra en lactantes y en niños mayores de 1 año.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top