Skip to Content

Coche autónomo, nuevos retos

Coche autónomo, nuevos retos

18/01/2020

La llegada del coche autónomo plantea enormes retos de diseño para los fabricantes en materia de seguridad. La particular naturaleza de los vehículos completamente automatizados hace que el concepto de habitáculo cambie radicalmente, pasando de una configuración fija (con todos los asientos mirando al frente), a una más cambiante y versátil.

En un coche actual, todos los asientos se mantienen fijos (salvo contadas excepciones en las que los asientos pueden girar 180 grados, aunque no en marcha) mirando hacia delante. Para los niños pequeños, los sistemas de retención infantil se pueden orientar mirando hacia atrás, como sabemos, pero también se trata de una posición fija.

En teoría, en los coches 100% autónomos la configuración del habitáculo es más flexible. Es más parecida a una sala de estar que a un habitáculo al uso. En ese habitáculo del futuro, los asientos pueden orientarse de cualquier manera, con diferentes grados de inclinación (incluso pueden reclinarse completamente). Hablamos siempre en teoría, pero es en esas teorías en las que se basan los expertos para explorar la seguridad de los ocupantes, y especialmente de los niños.

Se hace necesario mejorar las herramientas actuales que se utilizan para predecir la seguridad de los ocupantes, buscando que se garantice la seguridad de todos los ocupantes sea cual sea su tipología, características físicas o edad. 

Además, para cubrir todos los casos posibles, el modelado de elementos finitos del cuerpo humano es el futuro de la seguridad de las pruebas de choque (crash test). El método del modelado de elementos finitos es un método numérico general para la aproximación de soluciones de ecuaciones diferenciales parciales muy complejas utilizado en diversos problemas de ingeniería y física Mediante estas técnicas, las entidades reguladoras darán un mayor protagonismo a las simulaciones a la hora de crear los estándares de seguridad, al contrario de lo que venía sucediendo hasta ahora en el que los estándares los definían pruebas físicas.

Sin embargo, para avanzar en el uso de estos modelos y simulaciones, es fundamental definir estándares globales con respecto a la validación y certificación del modelo.

Todo esto ha de extenderse a todas las edades y «configuraciones físicas» porque ha de garantizarse la seguridad de todos los ocupantes posibles. Los modelos existentes en código abierto se pueden configurar para niños de entre un año y medio y seis años.

Existen una serie de retos de seguridad universales para el coche autónomo que hay que afrontar, y que resumimos en estos cuatro puntos: 

1. Los coches autónomos seguirán teniendo incidentes. Según John Bolte y las conclusiones de la Conferencia Internacional de Munich de 2019, a medida que avancemos en la automatización de vehículos, tendremos una flota mixta de conductores humanos y vehículos automatizados compartiendo las mismas carreteras. Y será así durante algunas décadas. Por tanto, habrá accidentes y los ocupantes aún necesitarán sistemas de retención para ser protegidos. 

Paradójicamente, la mayor parte de incidentes en los coches autónomos estarán provocados por las acciones evasivas… para evitar otro incidente.

2. Se necesitan sistemas adaptados para niños para cada tipo de viaje. Es crítico diseñar asientos y restricciones de seguridad enfocados en el usuario, sin importar la edad, sexo o tamaño del ocupante.

3. Los niños se incluyen dentro del concepto de «diversidad». Cuando se utiliza la palabra «diversidad», generalmente se refiere a diferencias de sexo o tal vez de tamaño, pero rara vez incluye la discusión sobre los niños. 

Necesitamos concienciar a la comunidad de seguridad de esta discriminación y hacer que los niños también están incluidos en el término «diversidad». Los niños no son adultos pequeños, necesitan una consideración especial.

4. Hacer de la seguridad una prioridad, incluso fuera del vehículo. Los sistemas de protección y prevención de colisiones seguirán siendo imprescindibles para proteger a todos los usuarios de la carretera y las necesidades de seguridad deben seguir siendo una prioridad en la industria y los gobiernos.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top