Skip to Content

Cinco conductores de transporte escolar dan positivo en drogas en la última campaña de vigilancia de Tráfico

Tráfico pone el foco en el transporte escolar durante una semana

11/03/2018

Tal y como os indicábamos, la Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha una campaña especial de vigilancia del transporte escolar del 19 al 23 de febrero con el objetivo de comprobar que efectivamente los autobuses dedicados al transporte escolar de niños lo hacen de forma segura. Sin embargo, cinco conductores han dado positivo en drogas en los test realizados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. En total, se han impuesto 2.353 denuncias, sobre todo por deficiencias en la documentación requerida a este tipo de transportes.

Un total de 32 autobuses escolares se vieron implicados en accidentes de tráfico en los que resultaron heridos 17 ocupantes durante el año 2016 en España. Precisamente, el objetivo de campañas como la realizada recientemente es minimizar el riesgo y garantizar una adecuada seguridad a los más pequeños en sus desplazamientos al colegio. Sin embargo, los resultados demuestran que todavía no viajan en buenas condiciones de seguridad. 

En esta campaña se han controlado 3.557 vehículos dedicados al transporte escolar y de menores. De ellos, 1.416 han sido denunciados, sobre todo por irregularidades administrativas.

Hay que destacar especialmente los cinco conductores que han dado positivo en la prueba de detección de drogas y los 9 conductores que circulaban a velocidades superiores a las establecidas

En lo que respecta al uso del cinturón de seguridad en aquellos vehículos que los llevan incorporados, en las inspecciones realizadas por los agentes se constató que 8 vehículos que disponían de estos sistemas de retención presentaban anomalías en su funcionamiento. Recordamos que sólo están obligados a disponer de cinturón de seguridad los autobuses matriculados a partir de octubre de 2007 y que, en caso de contar con este importante sistema de seguridad, todos los pasajeros deben llevarlo. Sin embargo, un reciente estudio realizado por Fundación MAPFRE ha demostrado que sólo 2 de cada 10 pasajeros se abrocha el cinturón de seguridad en autobuses a pesar de contar con él. Recomendamos el artículo: Así debe quedar el cinturón de seguridad a un niño tanto con sillita como sin ella.

En este sentido, hay que señalar que son precisamente las irregularidades administrativas las que mayor número de denuncias han generado. Por ejemplo, no disponer de la autorización especial para realizar transporte escolar ha supuesto la denuncia de 1.024 vehículos y 338 por no tener suscrito un seguro de responsabilidad ilimitado, como exige la ley.

Igualmente, 81 vehículos de transporte escolar presentaban deficiencias en las puertas de servicio y emergencias, así como en sus dispositivos de accionamiento y otros 16 fueron denunciados por no tener en regla la inspección Técnica de Vehículos.

Además, 104 vehículos controlados no llevaban la correspondiente señal V-10 de transporte escolar y otros 24 no contaban con el dispositivo luminoso con señal de emergencia. 

También hay que resaltar que 17 conductores han sido denunciados por exceso de tiempo de conducción o minoración del descanso y otros 30 por no llevar a bordo del autocar una persona encargada del cuidado de los menores, cuando así procedía. 

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top