Skip to Content

El chaleco para embarazadas. Todas más seguras a la hora de viajar

chaleco embarazadas

Desde el año 2006 las mujeres embarazadas están obligadas a usar el cinturón de seguridad en sus desplazamientos, aunque para que sea efectivo debe ir correctamente colocado, sin holguras y bien ajustado al cuerpo. 

¿Y cómo sabemos que se está utilizando correctamente?: la banda horizontal se tiene que situar por debajo del abdomen y ajustarse lo máximo posible a la parte ósea de las caderas, nunca por encima del vientre. En cuanto a la banda diagonal que va sobre el hombro, ésta se tiene que apoyar en el esternón sin que roce el cuello. 

Según afirman los expertos, el uso correcto del cinturón de seguridad durante el embarazo reduce el número de fallecimientos y la severidad de las lesiones en la madre y el feto. Desprendimiento de la placenta, hemorragias, aborto, parto prematuro, lesiones fetales… y hasta el fallecimiento, son algunas de las consecuencias más graves que se pueden producir tras sufrir un accidente.

Es por este motivo que es fundamental hacer uso correcto del cinturón de seguridad porque si no se usa o se utiliza mal provoca un aumento del riesgo de muerte tanto para la madre como para el feto.

Consecuencias de viajar sin cinturón o llevarlo mal colocado

La Dirección General de Tráfico nos recuerda cuáles son las consecuencias cuando una mujer embarazada decide no utilizar el cinturón de seguridad o se lo coloca de forma incorrecta:

  • Sólo se utiliza la banda diagonal: en este caso se produce el conocido como ‘efecto submarino’ ya que provoca que el cuerpo se deslice hacia abajo y quede encajado con el salpicadero o con el asiento delantero.
  • La banda diagonal no se coloca entre los pechos: puede llegar a producir lesiones graves, hematomas y traumatismos en la zona.
  • Con la banda diagonal debajo del brazo: el cinturón presionará sobre las costillas lo que puede ocasionar graves lesiones en el hígado y en el bazo.
  • Con la banda sobre el abdomen: en caso de accidente las consecuencias pueden ser rotura del útero, desprendimiento de la placenta, etc.
  • Las bandas van holgadas: si no se ajustan correctamente al cuerpo se anula la eficacia del cinturón de seguridad y es como si no se llevara. Estas holguras pueden venir provocadas por poner una pinza, un cojín o la propia mano.

El chaleco para viajar en coche embarazada

El problema del cinturón de seguridad para la mujer embarazada es que no se adapta bien a su cuerpo; además, muchas veces por desconocimiento, puede causar ciertas molestias, y descolocarse.
En el mercado existen varias soluciones para evitar que el cinturón de seguridad se sitúe de forma incorrecta y pierda así efectividad. Una de ellas es el chaleco de Emobikids, cuya función es recolocar el cinturón para llevarlo a la posición óptima. La ventaja con respecto a otros sistemas es que mantiene en su posición más segura las dos bandas del cinturón de seguridad y no sólo una. Este chaleco se puede utilizar en todos los asientos del vehículo y permite dos opciones para ajustar la banda pélvica del cinturón de seguridad, bien en el centro o en los laterales por lo que facilita su uso con pantalones, faldas o vestidos. 

Es el chaleco más seguro para cualquier mujer embarazada y esta afirmación es posible gracias a los ensayos que se han realizado con la dummy embarazada MAMA-2B, un dummy que cumple con la normativa ECE R16 y que reproduce la anatomía de una mujer embarazada.

  • Se reduce un 53% el riesgo de daño fetal.
  • Se reduce un 37% la aceleración de la pelvis.
  • Se reduce un 18% la aceleración del tórax.
  • Se reduce un 57% la fuerza lineal transmitida a las lumbares.
  • Se reduce un 27% la fuerza de giro (momento) transmitida a las lumbares.

Emobikids es una iniciativa empresarial (spin-off) de la Fundación Cidaut, localizada en Valladolid, especializada en la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de productos eficientes que proporcionen la máxima seguridad infantil. 

Además de este chaleco, existen otros dispositivos para aumentar la seguridad y comodidad de las embarazadas como el cojín con cintas que se ajusta al asiento y dispone de dos abrazaderas laterales que sujetan la banda por debajo del abdomen; o el cojín con ganchos de sujeción Isofix que permite su uso en todos los asientos y cuya función es colocar la banda inferior en V entre las piernas, mantenerla bajo el vientre y evitar holguras.

Y recuerda que si se sufre un accidente, por leve que sea, hay que ir al ginecólogo.

Objetivo Cero
Back to top