Skip to Content

Aumentan de 3 a 4 los puntos que se pierden por utilizar el sistema de retención infantil y por hacerlo inadecuadamente

Aumentan de 3 a 4 los puntos que se pierden por utilizar el sistema de retención infantil y por hacerlo inadecuadamente

11/11/2020

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dado a conocer un paquete de novedades normativas que se ha aprobado en Consejos de Ministros. Una de las principales novedades reside precisamente en el aumento de los puntos que se pierden por no utilizar el cinturón de seguridad, los sistemas de retención infantil, el casco y otros elementos de protección. Concretamente, se eleva de tres a cuatros los puntos se detraen del carnet de conducir. Además, se incorpora explícitamente como causa de sanción el mal uso de estos elementos.

De un total de 4.104 fallecidos en siniestros de tráfico en 2006, España ha pasado a registrar 1.755 víctimas mortales en 2019, un 57,3% menos. La contribución del carnet por puntos en la mejora de la seguridad vial es innegable. Tal y como ha indicado el ministro del Interior, desde su puesta en marcha, un total de 269 mil conductores han perdido el permiso por agotar todos los puntos del carnet, lo que supone el 1% de los conductores. 

Con el objetivo de renovar su eficacia, se incrementa la pérdida de puntos para aquellas acciones que generan más riesgo. Por todo ello, se aumenta la pérdida de puntos de 3 a 6 el simple hecho de llevar el móvil en la mano y, como hemos indicado,  se incrementa el número de puntos que se pierde por no usar el cinturón de seguridad, el sistema de retención infantil (obligatorio para menores de edad con estatura inferior a 135 cm), el casco u otros sistemas de protección. Se pasa de 3 a 4 puntos. Igualmente, se sancionará el hecho de no usarlo adecuadamente. 

Debemos tener en cuenta que utilizar un sistema de retención infantil sin que esté instalado tal y como indica el fabricante es totalmente ineficaz. Lo mismo ocurre si no se sujeta bien al menor. 

El ministro del Interior ha señalado que 116 fallecidos en siniestros de tráfico que iban en turismos o furgoneta no hacían uso del cinturón de seguridad en 2019. De hecho, ha indicado que la mitad de ellos se habría salvado si lo hubieran usado.  

Igualmente se tipifica como infracción grave “llevar en el vehículo” mecanismos de detección de radares o cinemómetros, lo que supondrá la sanción de 500 euros y la pérdida de tres puntos. 

Otra de las novedades reside en suprimir que turismos y motocicletas puedan superar en 20 km/h la velocidad establecida en vías convencionales para realizar adelantamientos. 

Igualmente se introduce la posibilidad de recuperar 2 puntos del carné por la realización de los cursos de conducción segura certificados por la Dirección General de Tráfico y se unifica en dos años el plazo que habrá de transcurrir sin cometer infracciones para recuperar el saldo inicial de puntos, periodo que ahora varía  en función de la gravedad de la infracción cometida y se incluye una nueva infracción muy grave: cometer fraude en los exámenes de conducir utilizando dispositivos de intercomunicación no autorizados. La sanción será de 500 euros y penalización de 6 meses sin poder presentarse al examen.

Los límites de velocidad en las ciudades también se modifican. Se establece el límite de velocidad máximo de 20 km/h para aquellas vías urbanas con plataforma única, es decir, cuando la calzada y la acera están al mismo nivel. 

También se reduce a 30 km/h la velocidad máxima en vías de un único carril por sentido. Los 50 km/h como velocidad máxima son para vías de dos carriles o más por sentido de circulación. Bajar de 50 km/h a 30 km/h reduce hasta cinco veces el riesgo de fallecer en un atropello, tal y como ha destacado el ministro del Interior.

Hay que destacar que estos límites de velocidad no se aplicarán hasta pasados seis meses de la publicación de este proyecto en el Boletín Oficial del Estado.

En lo que respecta al uso de vehículos de movilidad personal (VMP), se destaca que deben cumplir con las normas de circulación al igual que el resto de vehículos. Además, se prohíbe su circulación por aceras, zonas peatonales, vías interurbanas, travesías, túneles urbanos, autopistas y autovías. Además, deben contar con certificado de circulación. Se excluyen aquellos vehículos para personas con movilidad reducida. 

Hay que señalar que las modificaciones relativas al Reglamento de Conductores entrarán en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE mientras que las modificaciones relativas al Reglamento de Circulación y Vehículos entrarán en vigor el 2 de enero de 2021. No obstante, la modificación del artículo 50 del Reglamento General de Circulación (velocidades en zonas urbanas) entrará en vigor a los seis meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado para que los ciudadanos los conozcan de forma adecuada y para que las administraciones públicas dispongan de un plazo suficiente para adaptar la señalización.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top