Skip to Content

Niños que viajan en el asiento delantero y sin sillita: ¡está pasando!

Asiento delantero

Desde el 1 de octubre del año pasado, los niños que miden menos de 1,35 metros ya no pueden viajar en el asiento delantero junto al conductor con un sistema de retención infantil homologado (salvo que todos los traseros estén ocupados por otros menores). Un cambio en la normativa efectuado porque, en caso de accidente, el riesgo de lesiones es mucho menor en la parte trasera. Sin embargo, la realidad es que todavía se dan casos de adultos que llevan a los peques delante (incluso algunos en brazos) como único sistema de retención, es decir, sin una silla homologada. No son conscientes del peligro que supone esta infracción para el bebé simplemente cuando se produce un frenazo, acción que puede suceder en cualquier momento. ¿Por qué no utilizan sistemas de retención infantil? Un tercio porque son trayectos cortos y un 20% por pereza, de acuerdo a los datos de la Fundación MAPFRE.    

En los crash test, los expertos han constatado el riesgo que supone llevar al bebé en brazos en el interior del coche. En una prueba, realizada por la Fundación CIDAUT, se simuló un choque frontal con un niño de 18 meses en su sillita y un bebé recién nacido en brazos de su madre. En este caso, se comprobó que, tras el impacto, el retoño sale despedido del vehículo y se golpea contra el parabrisas del coche, lo que equivale a una caída desde un tercer piso. El bebé que iba correctamente sujeto en el sistema de retención infantil no sufrió daños. Como reza un conocido lema de la DGT: las imprudencias se pagan.

Los datos de la DGT también resaltan la importancia de evitar cometer esta infracción: el 40% de los niños fallecidos no llevaban ningún sistema de protección. Según este organismo, las partes del cuerpo que más se lesionan los niños debido a accidentes son el cuello (hasta los 2 años), la cabeza (entre los 2 y los 4 años) y el abdomen (con edades entre los 4 y los 10 años).

¿Cuál es el lugar más seguro para colocar la sillita? El asiento trasero central, según la DGT. Además, lo mejor es que vayan sentados mirando en el sentido contrario a la marcha, ya que con esta postura la fuerza del impacto cae sobre la espalda. Y recordad, tan importante como llevarle en la sillita es abrocharla correctamente.


Objetivo Cero

Back to top