Skip to Content

Así debe viajar un niño después de dejar la sillita de coche

Así debe viajar un niño después de dejar la sillita de coche

03/11/2020

¿Sabes cuándo es el momento de dejar los sistemas de retención infantil y abrochar al menor directamente con el cinturón de seguridad? Debemos tener en cuenta que sólo debemos abandonar la sillita de coche o alzador cuando se le pueda abrochar correctamente el cinturón pensado para los adultos. Por supuesto, nunca debemos hacerlo antes de tiempo y siempre se debe cumplir con la normativa que hay al respecto en cada país.

Dependiendo del país en el que nos encontremos, podemos tener una normativa que obliga a los menores de edad a llevar sistemas de retención infantil hasta los 135 cm o 150 cm. En este artículo hablamos de ello. En todo caso, debemos tener en cuenta que suelen ser los 150 cm el momento en el que el cinturón le quedará debidamente colocado. Por ello, aunque la normativa solo obliga a llevar SRI hasta los 135 cm, desde Fundación MAPFRE recomendamos seguir usándolo hasta los 150 cm. 

Los cinturones de seguridad están pensados para los adultos. El elevador o cojín es el último paso antes de utilizar directamente el cinturón de seguridad. Se encargan de conseguir que el cinturón se adapte de forma óptima y sujete adecuadamente al menor. Le eleva para que así sea. 

Según el informe ‘Asientos elevadores en el automóvil: ¿Hasta cuándo hay que usarlos?’, de Fundación MAPFRE, dejamos de utilizar asientos o cojines elevadores demasiado pronto, pasando a utilizar los cinturones de seguridad antes de tiempo. No se debe quitar los elevadores o alzadores demasiado rápido, ya que si no se lleva el cinturón adecuadamente las secuelas pueden ser muy graves. Aquí abordamos las consecuencias de no utilizar un alzador cuando es necesario.

Sabremos que ha llegado el momento correcto cuando el cinturón quede debidamente colocado. Debemos tener en cuenta que nunca debe pasar por encima del cuello del niño y siempre debe ajustarse lo más bajo posible sobre las caderas. 

Así debe quedar el cinturón: 

  • La banda diagonal tiene que pasar por la clavícula, sobre el hombro y bien pegada al pecho. 
  • La banda ventral debe queda lo más baja posible sobre la cadera.
  • El cinturón nunca debe ir retorcido, ni doblado ni holgado.

El reposacabezas también es clave, tanto cuando se va con elevadores (sin respaldo) como cuando se utiliza directamente el cinturón de seguridad. Recordamos que los elevadores con respaldo ofrecen una mayor protección, especialmente en los impactos laterales. Además de evitar posibles errores a la hora de colocar el cinturón.

El reposacabezas protege la cabeza y cuello en caso de accidente. Por ello, es importante que la cabeza del niño quede debidamente colocada respecto al reposacabezas. Éste debe quedar a unos 4 centímetros de separación respecto a la cabeza. Además, se debe regular su altura de manera que el centro de gravedad de la cabeza, que suele estar a la altura de los ojos, coincida con la parte más resistente del reposacabezas. Es importante dejarlo bloqueado para que no baje y suba solo o que sea fácilmente manipulable. Debemos tener en cuenta que si no se coloca correctamente, se puede agravar las lesiones en caso de siniestro o frenazo brusco. 

Si no se coloca en el lugar adecuado, dejará de hacer su función correctamente y puede surgir el conocido como latigazo cervical. Su gravedad va a depender de si el reposacabezas está debidamente colocado, pudiendo provocar incluso lesiones medulares en los casos más graves.

En esta infografía abordamos cómo debe quedar el cinturón de seguridad y el reposacabezas:

info-alzador-estudio.jpg

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top