Skip to Content

Analizamos la siniestralidad vial infantil en Portugal

Analizamos la siniestralidad vial infantil en Portugal

26/02/2018

Durante los últimos 20 años, Portugal ha visto cómo sus estadísticas de siniestralidad vial infantil (menores de entre 0 y 14 años) bajaban sin cesar. Sin embargo, el período de tiempo transcurrido entre 2012 y 2016 ha visto una tendencia al alza en las cifras de víctimas en accidentes de tránsito en nuestro país vecino. Durante el año 2017, y a falta de disponer de datos oficiales de la Autoridade Nacional de Segurança Rodoviaria del mes de diciembre, parece que la tendencia alcista se mantiene.

La reducción de la siniestralidad vial infantil y juvenil (de manera global) en el país vecino en cuanto a víctimas mortales entre los pasajeros, peatones y también conductores de bicicletas y motos es muy relevante, pero los accidentes también dejan heridos de diferente consideración. Por ello, la siniestralidad vial es un asunto de salud pública, sea cual sea la franja de edades que se estudie.

Se contabilizan los fallecimientos a las 24 horas de suceder el incidente, y teniendo este dato en cuenta, se puede observar que entre los años 1998 y 2009 se ha pasado de unas 140 muertes al año, de media, en el trienio 1998-2000 a 21 fallecidos en los años 2010 y 2011. El descenso es moderado, pero continuo, y por tanto en ese sentido se puede hablar de optimismo.

Si nos referimos a los heridos en accidentes de tránsito, las cifras también indican una reducción a tener muy en cuenta. No es tan acusada como en el caso de los fallecimientos, pero indican una tendencia muy positiva. En el trienio 1998-2000 se observa una media anual de 8.775 heridos, mientras que en el trienio 2007-2009 la media bajó a los 4.990 heridos anuales. Para rematar, en los años 2010 y 2011 se confirma la tendencia a la baja con una media de 4.488 heridos, menores de 17 años. Esta última reducción es la que pone de manifiesto que la tendencia es más moderada que en el caso de los fallecidos. Más adelante veremos la cauda de esta aparente lentitud.

Siguiendo con el tema de los heridos en accidentes de tráfico, hay una estadística que tener en cuenta y es la de los fallecimientos a los 30 días de producirse el incidente. Para el grupo de edades de niños y jóvenes menores de 17 años se registraron 56 fallecidos solo en 2010 y 2011 en las condiciones descritas. Por cada fallecido, otros 214 fueron heridos y eso eleva la cifra de afectados a más de 9.000 en ese periodo, entre heridos leves, heridos graves y fallecidos, siendo los más afectados los pasajeros, de los cuales más de la mitad tenían más de 10 años.

La razón de la reducción progresiva en las cifras de fallecidos y heridos graves está en la instauración de una legislación que obliga a los conductores a la utilización de sistemas de retención infantil. Al aumentar el uso de este tipo de dispositivos (siempre por la obligatoriedad de su uso, hay que destacar), la mayor seguridad con la que se desplazan los niños y menores es decisiva.

Los datos de 2012 a 2016 sobre siniestralidad vial infantil en Portugal

Según las estadísticas actualizadas en la página web de la Autoridade Nacional de Segurança Rodoviaria, la siniestralidad infantil y juvenil ha crecido cada año. Se ha pasado de una tendencia decreciente a una tendencia opuesta, y desde 2012 el número de accidentes con víctimas no ha dejado de crecer (todas las franjas de edad):

Siniestralidad vial infantil Portugal 

Atendiendo a los niños menores de 14 años, la evolución es más amable. Las estadísticas indican que hay una reducción que se puede convertir en tendencia en el número de fallecidos, así como en los casos de heridos graves y heridos leves. Lo hemos resumido en esta tabla, que indica los fallecidos a los 30 días, heridos graves y heridos leves del grupo de edades entre 0 y 14 años:

Evolución siniestralidad vial infantil Portugal 

Así se puede ver la evolución de estos últimos años:

Siniestralidad vial infantil Portugal 

Esto se debe, principalmente, a una mayor concienciación en el uso de los sistemas de retención infantil en el país vecino. No obstante, es preocupante el repunte de las estadísticas generales de siniestralidad en Portugal.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top