Skip to Content

Los accidentes de tráfico, primera causa externa de muerte infantil en 2014 en España

Los accidentes de tráfico, primera causa externa de muerte infantil en 2014 en España

Los siniestros de tráfico fueron la primera causa externa de fallecimiento infantil en el año 2014, tal y como recoge el informe ‘Panorama de la Seguridad Infantil en el Automóvil (años 1990-214)’, realizado por el Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE. De hecho, supusieron el 23% de todas las muertes de niños de 0 a 14 años. Le siguen los ahogamientos, sumersiones y sofocaciones accidentales.
Aunque se trata del menor porcentaje en los últimos 25 años, los accidentes de tráfico siguen siendo la principal causa de muerte infantil por causas externas.  En segundo lugar encontramos los ahogamientos, sumersiones y sofocaciones accidentales que, por primera y única vez en los últimos 25 años, en 2014 disminuyeron hasta el 20%.
El mencionado estudio aborda el panorama de la seguridad vial infantil en España desde 1990 hasta 2014, último con datos cerrados. Igualmente recoge en detalle la evolución de la seguridad de los niños pasajeros de automóviles y furgonetas. 

En lo que respecta a las caídas, en el 2014 aumentó su presencia como causa externa de muerte en los niños siendo la tercera causa y representando el 13% de los fallecimientos infantiles. Igualmente hay que señalar que la causa de muerte externa en niños de 0 a 14 años que más aumentó ese año fueron los incendios, accidentes por fuego, humo y sustancias calientes. De hecho, 14 niños fallecieron en España por esta causa. Es el 9% del total y cuarta causa de fallecimiento infantil. También hay que indicar que el 7% de los niños fallecidos en 2014 fueron por homicidio (11 menores).


VÍCTIMAS MORTALES EN LA CARRETERA
En 2014, un total de 37 niños de entre 0 y 14 años murieron en España como consecuencia de siniestros de tráfico, un 20% menos que en el año 2013, cuando el número de niños fallecidos fue de 46.
Si sumamos los heridos, el informe indica que 388 niños fueron heridos graves o perdieron la vida en un accidente de tráfico en 2014, un 15% menos que 2013 (456 víctimas).
Hay que señalar que 25 niños fallecieron en vías interurbanas (un 67%), mientras que 12 niños murieron en ciudades (un 33%). Por el contrario, el 66% de los heridos graves y el 63% de los heridos leves se produjeron en España en 2014 en vías urbanas.
El mencionado informe también remarca que la mayoría de los niños menores de 15 años fallecidos en accidentes de tráfico ese año eran ocupantes de turismos o furgonetas (20 víctimas mortales).
También cobra gran relevancia el número de niños peatones fallecidos (13 víctimas mortales), es decir, algo más de un tercio de todos los niños fallecidos en España en siniestros de circulación en el año 2014 con edades comprendidas entre los 0 y los 14 años eran peatones (exactamente, el 35% de los niños fallecidos).


CAMINO AL ‘OBJETIVO CERO’
En las dos últimas décadas, entre los años 1990 y 2014, el número de niños de 0 a 14 años fallecidos cada año como consecuencia de accidentes de tráfico se ha reducido desde 307 hasta 37. Se trata de una disminución del 88%, es decir, por cada 8 niños que perdían la vida en accidentes de tráfico en España en 1990, hoy únicamente pierde la vida uno.
En el caso de la suma de fallecidos y heridos graves, mientras que a principios de la década de los años noventa resultaban fallecidos o heridos graves en España aproximadamente 2.200 niños, en el año 2014 dicha cifra reducía hasta 351 (una disminución del 81%).
Igualmente cabe indicar que mientras que el número de niños heridos graves en el año 2014 constituye el menor valor de los últimos 22 años (el segundo valor mínimo se alcanzó en 2012 con 373 heridos graves), el número de niños heridos leves está aumentando en los últimos años y en 2014 fue el mayor de los últimos once años.


¿CON O SIN SILLITA?
El porcentaje de niños fallecidos que hacía uso de sistemas de retención infantil ha variado aumentando entre los años 2012 y 2014. Así, los últimos datos disponibles y pertenecientes al año 2015 indican que el 30% de los niños fallecidos de 0 a 12 años ocupantes de turismos o furgonetas no llevaban puesto ningún tipo de accesorio de seguridad (datos a 24 horas y en vías interurbanas).
En comparación con el año anterior 2014, el porcentaje de niños fallecidos que utilizaban accesorios de seguridad en el año 2015 ha experimentado un significativo descenso: en el año 2014, el porcentaje de uso de sistemas de retención en el caso de niños fallecidos en 2014 fue del 86%.



727x103-boton-ayudanosaconseguirlo.png

Back to top