Skip to Content

Costa Rica advierte sobre la peligrosidad de utilizar dispositivos para retener la cabeza en sillitas

Costa Rica advierte sobre la peligrosidad de utilizar dispositivos para retener la cabeza en sillitas

09/06/2017

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes de Costa Rica (MOPT) y el Consejo de Seguridad Vial del país (COSEVI) advierten sobre los riesgos que pueden entrañar en niños y bebés la utilización de dispositivos para retener la cabeza en caso de impacto. Debemos tener en cuenta que no es lo mismo retener que proteger y que todo lo que queramos añadir al SRI debe estar debidamente homologado.

Y es que son muchas las familias que optan por elaborar ellos mismos dispositivos para retener la cabeza, ya sea para ‘supuestamente’ ofrecer una mayor protección o evitar que la cabeza del niño ceda cuando se queda dormido. 

Según indican desde COSEVI, estos dispositivos se elaboran ‘sin criterio técnico ni pruebas de seguridad’. Hay que tener en cuenta que para que un dispositivo sea eficaz y pueda ser vendido debe pasar previamente por un exhaustivo análisis y numerosas pruebas. 

En este sentido, se hace hincapié en que los niños deben viajar con el sistema de retención infantil adecuado y debidamente homologado. ‘Cualquier accesorio diferente a las fajas, hebillas y cierres que trae cada producto representan un peligro’, indican en un comunicado de prensa. 

Al respecto, alertan que estos dispositivos pueden suponer un gran riesgo en caso de accidente ya que además de no sujetar adecuadamente, en un movimiento brusco pueden llegar a quedar a la altura del cuello y causarle graves daños incluso mortales. No importa si el material es suave o ligero. Lo importante es que es evita de manera brusca el movimiento natural del cuello hacia delante en caso de un frenazo o impacto. 

A continuación, la imagen difundida por COSEVI para concienciar sobre la importancia de no utilizar este tipo de dispositivos:

Costa Rica alerta sobre dispositivos que sujetan la cabeza 

Los mismos fabricantes de sillitas indican que no se deben añadir dispositivos adicionales que no estén por ellos mismos permitidos o que incluso no hayan sido homologados. 

Una sillita es segura siempre que haya sido homologada y se coloque correctamente siguiendo las indicaciones del fabricante. Ajustar debidamente el arnés al niño en el SRI y realizar un correcto anclaje son vitales para proteger al menor en caso de ser necesario.

Viajar con el niño mirando hacia atrás el mayor tiempo posible (incluso hasta los 4 años) es la mejor forma de evitar lesiones en cabeza, cuello y columna. 

NORMATIVA EN COSTA RICA

Desde abril de 2014 el reglamento establece el tipo de sistema de retención que se debe utilizar. 

Así, se debe elegir una sillita teniendo en cuenta la edad, la talla y el peso del menor. Según estos factores, se pueden utilizar:

-Portabebés: Grupo 0 y 0+, de 0 meses a 1 año. Menos de 10 kg (Grupo 0) y menos de 13 kg (Grupo 0+), hasta los 75 cm.

-Silla: Grupo I, de 1 a 4 años de edad, entre los 9 kg y los 18 kg de peso. Entre 75 y 110 cm.

-Booster con respaldo (elevador): Grupo II, de 4 a 6 años, entre los 15 y 25 kg de peso. Entre 110 y 145 cm.

-Cojín sin respaldo: Grupo III, de 6 a 12 años, entre los 22 y 36 kg, entre 110 y 145 cm.

El Reglamento N.38239-MOPT recoge el uso obligatorio de dispositivos de retención para menores de 12 años que midan menos de 1.45 metros de estatura. 

Los Sistemas de Retención Infantil se recomienda deben ser homologados por una norma internacional (nivel Europeo o Estadounidense) que garantice que han pasado satisfactoriamente por pruebas de impacto.

Comprueba en esta infografía la normativa vigente en materia de seguridad vial infantil en cada país de América Latina y el Caribe.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top