Skip to Content

Un total de 52 niños fallecen en Estados Unidos por sufrir un golpe de calor en el coche

Un total de 52 niños fallecen en Estados Unidos por sufrir un golpe de calor en el coche

03/07/2019

Tal y como indica el Departamento de Tráfico de Estados Unidos, la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), el número de niños que fallecen en un vehículo por una insolación ha alcanzado niveles máximos. Sólo durante el año 2018, un total de 52 niños han perdido la vida por este motivo. Hay que destacar que más de la mitad de los casos registrados entre 1998 y 2018 se debieron a que un adulto se olvidó del niño en el vehículo. 

Los datos ofrecidos por NHTSA indican que en cerca del 44% de los casos, el cuidador tenía la intención de dejar al niño en la guardería o en el colegio. Igualmente, hay que destacar que el mayor número de casos se ha registrado los días jueves y viernes, próximos al fin de semana. 

Y es que bastan 10 minutos a una temperatura exterior a los 25 grados para sufrir un golpe de calor, una circunstancia que se manifiesta con mareos, vómitos, dolor de cabeza y taquicardia. De hecho, una temperatura corporal por encima de 40°C ya pone la vida en peligro. Así lo recoge el informe elaborado por Fundación MAPFRE y la Asociación Española de Pediatría donde se aborda esta problemática.

En este vídeo explicamos las razones para no dejar a los pequeños dentro del coche:

Igualmente, hay que tener en cuenta que se han creado varios sistemas enfocados precisamente a que no se ‘olvide’ a ningún niño dentro del coche y que pueden ser de gran utilidad. Basta con un mensaje de texto al móvil una vez nos hemos alejado del vehículo para recordar que no se debe dejar a nadie dentro de él.

CONSEJOS DEL NHTSA PARA LOS ADULTOS QUE VIAJAN CON NIÑOS

Con el objetivo de no dejar a los niños encerrados dentro del vehículo, el Departamento de Tráfico de Estados Unidos realiza estas recomendaciones:
-Colocar un maletín, una cartera o un teléfono móvil al lado del asiento del niño. De esta forma, hay un estímulo más para mirar detrás. Por supuesto, recordamos que todos los objetos deben ir bien sujetos o en departamentos cerrados. 
-Dejar un peluche u otro recuerdo en el asiento de seguridad del niño cuando esté vacío. Este peluche se debe mover al asiento del copiloto como como recordatorio visual cuando el niño esté en el asiento trasero.
-Si se cuenta con un cuidador infantil, insistir en la importancia de este factor.
-Hacer que las guarderías o colegios llamen si el niño no llega en lo programados.
-Se debe cerrar siempre las puertas cuando el vehículo está estacionado para que lo niños no entren y se queden encerrados.
-Nunca se debe dejar que los niños jueguen en un vehículo desatendido. Hay que enseñarles que un vehículo no es un área de juego.
-Se deben mantener las llaves del coche fuera del alcance de los niños.
-Si falta un niño, hay que revisar rápidamente todos los vehículos, incluido el maletero.
Ayúdanos a conseguirlo
Back to top