Skip to Content

5 pasos para saber si instalas tu silla correctamente

Instalar sillita

Más importante aún que comprar la mejor sillita del mercado es instalarla de manera correcta. Que quede bien sujeta y que no se pueda desplazar o soltar en caso de accidente es vital para que sus cualidades de protección sean óptimas, pero hay que tener muy en cuenta otros factores a la hora de colocar bien el SRI.

A continuación repasaremos de forma breve y gracias a la ayuda de Safe Kids Worldwide los puntos clave de la instalación de las sillitas en los que debemos poner toda nuestra atención antes de comenzar cualquier desplazamiento en coche con nuestros hijos.

1- ¿Qué sillita escojo?

Para los niños de estatura inferior a 135 centímetros es obligatorio el uso de Sistemas de Retención Infantil. Pero no vale cualquiera, tenemos que escoger de entre todas las opciones del mercado la que se ajuste a la estatura y peso de nuestro hijo.

2- ¿Dónde coloco la sillita?

Desde el pasado 1 de octubre de 2015 los niños de hasta 12 años tienen que viajar por norma general con su sillita colocada en los asientos traseros (a poder ser en el central para una mayor seguridad). Sólo podrán ir sentados en el asiento delantero con su SRI en caso de que el vehículo no tenga plazas traseras o estas ya estén ocupadas por otros niños.

3- ¿En qué dirección tengo que colocar la sillita?

Mientras la estatura del niño lo permita, colocaremos la sillita mirando -a  contramarcha, aproximadamente hasta los dos años de edad. Está demostrado que esta orientación es más segura en caso de colisión. A partir del momento que tenga que ir mirando hacia delante nos aseguraremos, más aún, que la sujeción de la sillita sea perfecta.

4- ¿Está bien sujeta la sillita?

Para cerciorarnos de que el Sistema de Retención Infantil está bien instalado bastará con una sencilla comprobación conocida como la prueba de la pulgada (o la prueba de los 2,5 centímetros). Si una vez colocada intentamos mover la base y esta no oscila más de 2,5 centímetros es que habremos hecho un buen trabajo.

5- ¿Los arneses están bien colocados?

Por último, antes de emprender la marcha nos tenemos que asegurar que también hemos colocado bien el cinturón de seguridad en la sillita para que esta quede bien sujeta en su lugar, pasando la cinta por los puntos clave en la estructura del SRI, y que el arnés que sujeta al niño esté bien ceñido para que su cuerpo quede perfectamente protegido en caso de accidente.

Back to top