Skip to Content

Descubre todas las estadísticas

Estadísticas de accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico constituyen en España la principal causa externa de muerte infantil. A lo largo del período 1990-2015, entre 1 de cada 3 y 1 de cada 2 niños fallecidos en España por causas externas ha sido víctima de un accidente de circulación. Como dato más reciente, en 2016, un total de 28 niños de entre 0 y 14 años de edad murieron en España como consecuencia de siniestros de tráfico. Además, a menudo las secuelas o la discapacidad marcan significativamente y a lo largo de toda su vida a muchos niños heridos en accidentes de este tipo. El número total de niños fallecidos y heridos graves en accidentes de tráfico en España en 2016 fue de 413, evidenciando en dicho año un aumento de los fallecidos en dichas cifras respecto al año anterior.

Cada nueve días pierde la vida en nuestras calles o carreteras un niño menor de 14 años y cada dos semanas muere un niño ocupante de un turismo o furgoneta.

Afortunadamente, estas cifras han ido disminuyendo significativamente a lo largo de los años.

Evolución siniestralidad vial infantil

Estadísticas en España

En España, un 64% de los niños de entre 0 y 14 años fallecidos en accidentes de tráfico son ocupantes de turismos. El segundo grupo más importante son los peatones: el 25% de los niños de este grupo de edad fallecidos en España en siniestros de circulación en 2016 eran peatones.

Por medio de transporte

Accidentes y lesiones

En general, las zonas del cuerpo de los niños más frecuentemente lesionadas en los accidentes de tráfico, según concluyó el proyecto europeo de investigación CREST, y las medidas preventivas clave en cada caso, son:


Edad de la víctima Zona del cuerpo lesionada (lesión) Medida clave de prevención
Hasta los 2 años Cuello 
(fractura o dislocación de cervicales)
Utilizar un asiento mirando hacia atrás, para así evitar desplazamientos relativos entre la cabeza y el tórax en caso de accidente frontal
De 2 a 4 años Cabeza
(fractura de cráneo o huesos de la cara, lesión cerebral)
Eliminar holguras al instalar la sillita en el vehículo y al sujetar el niño a la sillita con su arnés de seguridad, para así evitar que el niño se golpee contra el respaldo del asiento delantero
De 4 a 10 años Abdomen
(lesiones internas)
Situar la banda pélvica o banda inferior, del cinturón de seguridad sobre los huesos superiores de la pelvis, y nunca sobre las zonas blandas del abdomen. 


Recuerda: la velocidad es un factor clave en el riesgo de lesiones. En caso de accidente contra un objeto fijo y rígido, circular a 30 km/h equivale a caer desde una altura de un primer piso de un edificio (unos 3 metros de altura), mientras que hacerlo a 120 km/h equivale a una caída desde un piso 18.  Por ello, abrocharse el cinturón cuando se sube a un vehículo, sentar al niño de manera correcta en un sistema de retención infantil homologado y adecuado a su peso y altura,  o ponerse el casco cuando se va en moto, ciclomotor o bici es un acto tan sencillo que al menos la mitad de los fallecidos que no hacían uso de estos dispositivos de seguridad se hubieran salvado.

INSISTIMOS. Es muy importante: los niños deben viajar en la silla infantil, aunque solo se circule a 50 km/h. ¡LA VELOCIDAD DE IMPACTO ES IGUAL A CAER DESDE UN TERCER PISO!

Elegir un vehículo seguro

Errores frecuentes

Back to top